Gestión Medioambiental para Talleres

 

Medio Ambiente

Tipos de Residuos en los talleres de chapa y pintura

 

Introdución.

Todo taller de vehículos debe saber que el sector de la automoción tiene especial relevancia en la gestión de residuos.

La automoción tiene especial relevancia en la gestión de residuos


¿Sólo la automoción? Hay otras actividades que generan más residuos (por ejemplo, las cafeterías y los restaurantes), pero el sector de la automoción genera muchos residuos peligrosos (primero para el operario que manipula los residuos, es decir para uno mismo, después para la sociedad, es decir para los demás y para el medio).
Un mecánico debe saber que los residuos y su gestión es uno de los problemas medioambientales más serios que debe solucionar la sociedad.
¿Por qué es un problema medioambiental?
Es tanta la cantidad que no se sabe qué hacer para deshacerse de ellos.También hay que entender que los residuos y productos peligrosos deben ser utilizados y gestionados de una manera segura.
¿Corresponde el problema sólo a los talleres mecánicos?
La respuesta es sí y no: la gestión de los residuos está contemplada desde hace años en el diseño y fabricación de los vehículos. De la misma manera, los coches que ya no sirven serán pronto gestionados de una manera correcta y dejarán de ser abandonados en cualquier calle o descampado.
Un mecánico debe saber que es durante el uso y la vida del vehículo es cuando se producen más residuos. Es muy importante que los talleres de mantenimiento y reparación de vehículos participen activamente de la gestión correcta de los residuos y del respeto al medio en que se vive.
¿Qué debe hacer el responsable de un taller?
Los responsables de los talleres deben entender que la gestión medioambientalmente correcta del negocio no es una tarea complicada. Es una tarea rutinaria, repetitiva, diaria, pero no es compleja. Con cuatro conocimientos y
aplicando el sentido común es fácil cumplir lo que la sociedad espera de un taller: que no ocasione molestias a sus vecinos con humos y ruidos, y que los residuos que en él se producen serán gestionados sin peligro para las personas y para el entorno.Debe transmitir a los empleados del taller esta concienciación.
¿Qué deben hacer los empleados del taller?
Lo importante es estar concienciado de que cuesta lo mismo hacer las cosas de una manera correcta que hacerlas mal. Hacer las cosas bien evitará los riesgos para la salud de las personas y los daños al medio ambiente.


Descripción.

¿Qué es un residuo?
Normalmente, se entiende por residuo lo que se “tira a la basura” o está para tirar. Pero no todo lo que se tira a la basura es el mismo tipo de residuo. Ya no se habla de “basura”, ahora se habla de residuos. Hay que prestar atención a los diferentes tipos de residuos, tanto en el trabajo como en el hogar. Con un mínimo de conocimiento se pueden evitar muchos daños y molestias.

¿Cuántos tipos de residuos hay?

- Residuos líquidos: aguas de limpieza, aguas sanitarias (lavabos, duchas), aguas pluviales, aceites lubricantes, líquido de baterías, anticongelante, agua de circuitos de refrigeración, gasolina, gasoil.
- Residuos sólidos: piezas metálicas, plásticos, bujías, cables eléctricos, telas, lámparas, neumáticos, etc.
- Residuos gases: gas refrigerante (CFC, CHFC u otros), gases de combustión, metales pesados volátiles, carbonilla, etc.
- Voluminosos: por su tamaño y/o densidad necesitan una gestión específica: parachoques, carrocerías, motores, palets, bidones, etc.
- Residuos sólidos urbanos (RSU) o urbanos o municipales: los generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas y servicios, todos los no peligrosos y que puedan asimilarse a urbanos. ¿Qué se entiende por residuo asimilable a residuo urbano? aquel que sigue el mismo flujo de gestión que el urbano por su similitud. Por ejemplo, en una fábrica se generan residuos de papel de oficina, envases de bebidas, residuos de cafetería, que son asimilables a urbanos.

Ejemplos de residuos urbanos: restos de envases y embalajes de cartón, plástico y vidrio que no hayan contenido productos químicos; residuos orgánicos, papel de oficina, restos de servicios higiénico-sanitarios, etc.
- Residuos peligrosos: aquellos que por su contenido, forma de presentación y otras características puedan considerarse como tales, según los criterios que se establecen en la normativa española. Los que son explosivos, comburentes, fácilmente inflamables, irritantes, nocivos, tóxicos, cancerígenos, corrosivos, infecciosos, mutagénicos.

Ejemplos de residuos urbanos


Son peligrosos: aceites usados de motor, líquidos refrigerantes y de frenos, catalizadores, filtros usados varios, pinturas, lacas, esmaltes, gasóleos y derivados, baterías, tubos fluorescentes, trapos impregnados, etc. Todos se deben gestionar mediante su entrega a gestores autorizados.
No son peligrosos: neumáticos usados, lunas rotas, serrín, trapos, etc. y otros absorbentes no impregnados de sustancias químicas.
Existen unos pictogramas de color naranja de peligrosidad que deben utilizarse para describir los productos y que se encuentran en las etiquetas de los envases de los productos (se puede comprobar fácilmente con productos de la limpieza del hogar u otros de cualquier taller mecánico). Es necesario saber lo que se tiene entre manos para evitar daños a uno mismo, a los demás y al medio ambiente.
Diferencia entre producto y residuo. En un taller hay productos peligrosos (con sus correspondientes pictogramas) y residuos peligrosos, en algunos casos pueden coincidir (puede haber aceite nuevo SAE40 en su lata como producto peligroso y puede haber aceite usado en una palangana) y en otros no (un filtro de aceite nuevo no es peligroso porque todavía no ha estado en contacto con el aceite y un filtro de aceite usado si es peligroso ya que ha estado en contacto con el aceite).

Productos Peligrosos


Muchos de los productos / residuos indicados como peligrosos ya no se ven en los talleres pues la Administración también los ha eliminado como productos, por ejemplo, ya no se utiliza amianto en la producción de nada, el amianto está prohibido desde hace años, pero eso no quita que un vehículo antiguo, de época o uno con mas de 15 años todavía tenga zapatas de amianto. Lo mismo puede ocurrir con el serrín usado como absorbente de líquidos vertidos accidentalmente.
En un taller hay que tener claro qué productos son peligrosos y cuales no y tenerlo en cuenta para la prevención de riesgos laborales, y para ello tenemos los pictogramas de sus etiquetas y envases.
En un taller también debe tenerse claro que son residuos y que no lo son (cosa que solo sabe el dueño del residuo, ya que el sabrá si quiere desprenderse o no de él). Lo que sea residuo lo trataremos como tal y lo que no sea residuo será un producto o pieza que puede ser peligrosa o no. Los residuos peligrosos deben entregarse a un gestor autorizado.
También hay productos que no son peligrosos pero al entrar en contacto con otro producto que si lo es convierte al primero en peligroso como en el caso de los filtros de aceite nuevos.


¿Qué residuos genera el sector automoción?
¿Cuándo se generan los residuos en un vehículo?


Una empresa o persona que quiera o necesite analizar los residuos que genera una actividad o producto debe tener en cuenta lo que los expertos llaman el Ciclo de Vida del Producto o Actividad. En el caso de los vehículos, como en la mayoría de casos, su ciclo de vida es: nacimiento, desarrollo y muerte.

 

     FASES      RESPONSABILIDAD GESTIÓN RESIDUOS
Diseño y fabricación: nace el vehículo Del fabricante del vehículo
Vida útil (VU) del vehículo:
se utiliza como medio de transporte
Del propietario del vehículo y de los responsables de
los talleres de mantenimiento a dónde va el vehículo
Fuera de uso (VFU)
del vehículo: ya no sirve
Del propietario del vehículo y del gestor de VFU

 

¿Se producen todo tipo de residuos?

Sí, en el sector de la automoción, se generan residuos sólidos, líquidos y gaseosos que pueden agruparse en peligrosos, residuos urbanos y asimilables a urbanos, voluminosos y de pequeña fracción.
A modo de ejemplo, y cogidos del Catálogo Europeo de Residuos (C.E.R.), el cual se aplica en España, son residuos los siguientes (los marcados con “*” son peligrosos):

13 01        Residuos de aceites hidráulicos
13 01 01* Aceites hidráulicos que contiene PCB
13 01 04* Emulsiones cloradas
13 01 05* Emulsiones no cloradas
13 01 09* Aceites hidráulicos minerales clorados
13 01 10* Aceites hidráulicos minerales no clorados
13 01 11* Aceites hidráulicos sintéticos
13 01 12* Aceites hidráulicos fácilmente biodegradables
13 01 13* Otros aceites hidráulicos
13 02        Residuos de aceites de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 02 04* Aceites minerales clorados de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 02 05* Aceites minerales no clorados de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 02 06* Aceites sintéticos de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 02 07* Aceites fácilmente biodegradables de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 02 08* Otros aceites de motor, de transmisión mecánica y lubricantes
13 03        Residuos de aceites de aislamiento y transmisión de calor
13 03 01* Aceites de aislamiento y transmisión de calor que contienen PCB
13 03 06* Aceites minerales clorados de aislamiento y transmisión de calor, distintos de los especificados en el código 13 03 01
13 05        Restos de separadores de agua / sustancias aceitosas
13 05 01* Sólidos procedentes de desarenadores y de separadores de agua/sustancias aceitosas
13 05 02* Lodos de separadores de agua/sustancias aceitosas
13 05 03* Lodos de interceptores
13 05 06* Aceites procedentes de separadores de agua/sustancias aceitosas
13 05 07* Agua aceitosa procedente de separadores de agua/sustancias aceitosas
13 03 08* Mezcla de residuos procedentes de desarenadores y de separadores de agua/sustancias aceitosas
13 07        Residuos de combustibles líquidos
13 07 01* Fuel oil y gasóleo
13 07 02* Gasolina
13 07 03* Otros combustibles (incluidas mezclas)
13 08        Residuos de aceites no especificados en otra categoría
13 08 01* Lodos o emulsiones de desalación
13 08 02* Otras emulsiones
13 08 99* Residuos no especificados en otra categoría
14 06        Residuos de disolventes, refrigerantes y propelentes de espuma y aerosoles orgánicos
14 06 01* Clorofluorocarburos, CFC, HFC
14 06 02* Otros disolventes y mezclas de disolventes halogenados
14 06 03* Otros disolventes y mezclas de disolventes
14 06 04* Lodos o residuos sólidos que contienen disolventes halogenados
14 06 05* Lodos o residuos sólidos que contienen otros disolventes
15 01         Envases
15 01 01   Envases de papel y cartón
15 01 02   Envases de plástico
15 01 04   Envases metálicos
15 01 10* Envases que contienen restos de sustancias peligrosas o están contaminados por ellas.
15 01 11* Envases metálicos, incluidos los recipientes a presión vacíos, que contienen una matriz sólida y porosa peligrosa
15 02        Absorbentes, materiales de filtración, trapos de limpieza y ropas protectoras
15 02 02* Absorbentes, materiales de filtración (incluidos los filtros de aceite no especificados en otra categoría), trapos de limpieza y ropas protectoras contaminadas por sustancias peligrosas
16 01        Vehículos al final de su vida útil y residuos del desguace de vehículos al final de su vida útil y del mantenimiento de vehículos
16 01 03 Neumáticos fuera de uso
16 01 04* Vehículos al final de su vida útil.
16 01 06 Vehículos al final de su vida útil que no contengan líquidos ni otros componentes peligrosos
16 01 07* Filtros de aceite
16 01 08* Componentes que contienen mercurio
16 01 09* Componentes que contienen PCB
16 01 10* Componentes explosivos (por ejemplo, air bags)
16 01 11* Zapatas de freno que contienen amianto
16 01 12 Zapatas de freno distintas de las especificadas en el código 16 01 11
16 01 13* Líquidos de frenos
16 01 14* Anticongelantes que contienen sustancias peligrosas
16 01 15 Anticongelantes distintos de los especificados en el código 16 01 14
16 01 16 Depósitos para gases licuados
16 01 17 Metales ferrosos
16 01 18 Metales no ferrosos
16 01 19 Plástico
16 01 20 Vidrio
16 01 22 Componentes no especificados en otra categoría
16 01 99 Residuos no especificados de otra forma
16 06 Pilas y acumuladores
16 06 01* Baterías de plomo
16 06 02* Acumuladores de Ni-Cd
16 06 03* Pilas que contienen mercurio
16 06 04 Pilas alcalinas (excepto 16 06 03)
16 06 05 Otras pilas y acumuladores
16 06 06* Electrolitos de pilas y acumuladores recogidos selectivamente
16 08 Catalizadores usados
16 08 02* Catalizadores usados que contienen que contienen metales de transición peligrosos o compuestos de metales de transición peligrosos
16 05 05* Catalizadores usados que contienen ácido fosfórico
16 08 06* Líquidos usados utilizados como catalizadores
16 08 07* Catalizadores usados contaminados con sustancias peligrosas

Esta lista de residuos seguro que la entiende mejor un mecánico o responsable de taller que un experto en gestión de residuos. ¿Por qué? Porque está directamente relacionada con su trabajo diario.

 

Fase de diseño y fabricación del vehículo.


¿Se producen muchos residuos?

No, durante la fase de diseño la generación de residuos es nula, pero es fundamental para la posterior generación de residuos en el resto de las fases del ciclo de vida del vehículo: el diseñador decide los materiales que se utilizaran y las cantidades de los mismos, y eso es muy importante para después.

Fabricación del vehículo

 

Fase de vida útil del vehículo.

¿Se producen muchos residuos?

Sí, la generación de residuos de un vehículo durante su vida útil, está en las operaciones de mantenimiento y reparación desarrolladas en talleres (sin olvidar a los “manitas” que se hacen el mantenimiento ellos mismos en su plaza de garaje).


¿Se producen los mismos residuos en todos los talleres?


No, durante la vida útil del vehículo deben considerarse las diferencias existentes
en los talleres. No es lo mismo la chapa, que la pintura o la electricidad.
Por ejemplo:

     MECÁNICA Y ELECTRICIDAD      EN CHAPA Y PINTURA
Aceite usado Envases que han contenido Residuo Peligroso
Anticongelante Absorbentes contaminados: serrín, trapo, sepiolita,...
Líquido de frenos Restos de pintura
Filtros de aceite Disolvente agotado
Filtros de combustibles Polvo de lijado
Envases que han contenido Residuo Peligroso Filtros de la cabina de pintura
Absorbentes contaminados: serrín, trapo, sepiolita,...  
Baterías  
Manguitos en contacto con residuo peligroso  
Pilas usadas  
Disolvente de limpieza de piezas  
Catalizadores  

¿Dónde produce más residuos un vehículo, en los talleres de mantenimiento o en el desguace final?

En los talleres. La producción residuos durante la vida útil de los vehículos (VU) es muy superior a la producción al final de la vida útil (VFU). De ahí la importancia de que los talleres hagan una gestión correcta de los recambios
de piezas o la realización de las operaciones de mantenimiento conforme a las especificaciones del fabricante y en centros respetuosos con el medio ambiente.
Los talleres son muy importantes.

¿Por qué tan importantes?

Para que quede claro, si se comparan los residuos que generará un vehículo en uso (VU) y los que se generarán al final de su vida (VFU): de cada 1.000 kilogramos de residuos generados en la vida de un vehículo, 145 Kg. corresponderían a la fase de VFU, mientras que en su fase de VU se generan 855 Kg.
Hay que añadir que si la gestión de los residuos se sale de lo establecido como correcto, es decir, si no se hace lo que se debe hacer: un litro de aceite de un cambio de motor puede contaminar hasta 10.000 litros de agua si se tira a la tierra y llega a los pozos, o a una corriente subterránea o si se tira al agua o a la alcantarilla directamente. Lo que debe hacerse es entregarlo a un gestor autorizado de aceites minerales y no “tirarlo” a cualquier sitio. Un desagüe, una alcantarilla, un terreno no son los lugares adecuados.

Fase de fuera de uso del vehículo.

¿Qué se entiende por Vehículo Fuera de Uso?

Cuando el vehículo llega al final de su vida (“para el desguace”) nos encontramos en una etapa en que todo el vehículo pasa a ser residuo por lo que se abre una situación absolutamente distinta a las fases anteriores.
España controla los Vehículos Fuera de Uso (VFU) con el Real Decreto 1383/2002 del ministerio de Medio Ambiente impulsado a su vez por una Directiva Europea.
Este Real Decreto revoluciona de abajo a arriba el mundo del desguace. La nueva norma establece la creación de los Centros Autorizados de Recepción y Descontaminación (CARD), los “nuevos desguaces”, en los que se deberán depositar todos los vehículos fuera de uso. En estos centros se procederá a descontaminar y eliminar líquidos y gases y a separar todos los materiales del vehículo, para que cada residuo sea descontaminado convenientemente antes de que vaya al gestor especializado.


Los actuales talleres de desguace o almacenes de vehículos fuera de uso, tendrán un plazo de dos años para adaptarse a las exigencias técnicas y ambientales, impermeabilización de suelos, almacenamiento en zonas cubiertas, tecnología descontaminante, entre otras, que el real decreto establece para homologarse a un CARD.
También se crea la figura de los Centros Autorizados de Fragmentación, en donde, una vez descontaminado, el vehículo se divide para enviar cada material, la conocida chatarra, al gestor correspondiente para su reciclado.

El caso específico de los neumáticos usados.

¿Por qué los neumáticos?

En España se generan cada año 250.000 toneladas de neumáticos usados. El 45% se deposita en vertederos controlados sin tratar, el 15% se deposita después de ser triturado y, el 40% no está controlado.
Para eliminar estos residuos se usa con frecuencia la quema directa que provoca graves problemas medioambientales ya que produce emisiones de gases que contienen partículas nocivas para el entorno (para hacerse una idea recordar las imágenes de neumáticos ardiendo cuando alguien se manifiesta cortando una carretera). La Administración ya ha tomado algunas decisiones al respecto y ha regulado su gestión como residuos.

 

¿Por qué los neumáticos?

¿Qué hay que hacer con los residuos urbanos y asimilables?

Los residuos urbanos y asimilables son responsabilidad de las autoridades locales (ayuntamientos, comarcas, mancomunidades, diputaciones, consejos insulares, cabildos). Estos entes organizan la recogida y posterior tratamiento seguro de los mismos. Para ello pone a disposición de la ciudadanía sistemas de recogida,
generalmente de forma selectiva voluminosos (camión con personal de recogida puerta a puerta), papel/cartón (contenedor azul), envases de vidrio (contenedor verde “fosfórico”), envases ligeros (contenedor amarillo), fracción orgánica (color por decidir, pero será negro o marrón) y resto (contenedor verde oliva). La empresa que genera residuos de este tipo debe utilizar los mismos sistemas que la ciudadanía.
En caso de ser un gran generador de residuos, y para no colapsar o desbordar los contenedores puestos para la ciudadanía, se puede acordar con el ayuntamiento responsable el disponer de contenedores para uso propio y un horario de recogida de acuerdo con las necesidades de ambas partes.

¿Qué hay que hacer con los residuos peligrosos?

Una empresa que produce residuos peligrosos, por ejemplo un taller de coches, debe:
- Contactar con un gestor autorizado y tener realizado un inventario de sus residuos, donde se indicarán tipos, cantidades y frecuencia en la generación de los mismos.
- Los residuos deberán estar almacenados por tipos, sin mezclarlos y de manera que los envases sean lo suficientemente robustos para su traslado y no entrañen riesgo por el contacto con el residuo almacenado (reacciones químicas u otras).
- Ordenar la retirada y traslado de los residuos por parte del gestor autorizado.
- Disponer de toda la documentación final generada.

 

 

 

 

 

 

 

Tipos de Residuos en los talleres de chapa y pintura