Herramientas del chapista - La garlopa del chapista o portalimas de carrocero

Garlopa portalimas

 

Garlopa de carrocero o portalimas

 

 

Nombrada normalmente como garlopa de carrocero, lima de carrocero, portalimas, o también llamada arquillo, es una herramienta de mano bastante usada en los talleres por los chapistas en la reparación de abolladuras. Esta herramienta está bastante arraigada desde hace muchos años a los talleres de chapa y pintura por sus excelentes resultados de trabajo.

Garlopa de carrocero o portalimas
Garlopa de carrocero o portalimas.

 

Su finalidad en el trabajo es igual a la de una lima, o sea, desgastar y alisar metales, sin embargo gracias a su diseño nos permite su uso en muchas zonas de la carrocería en las cuales una lima estándar no nos serviría. Para ello la garlopa va provista de una lima dentada especial y sustituible.

Los carroceros usamos la garlopa o portalimas en trabajos diversos, por ejemplo:

Desbaste de reparaciones con estaño, etc. .

Afinado de irregularidades (protuberancias) en la chapa.

Muy usada también para "marcarnos" altibajos en la chapa y de esta manera solventarlos usando el carboncillo, filos del martillo, o bien a tas y martillo.

Ajuste del portalimas
El portalimas va provisto de un roscón de ajuste de curvatura.

Nota: Cuando la zona abollada a la que pasamos garlopa es muy amplia, podemos confundirnos alguna vez entre lo que creemos que esta alto y lo que no debido a falta de luminosidad, para que esto no nos ocurra, podemos recurrir a rociar la zona con una fina capa de zinc en spray antes de pasar la garlopa, de esta manera sólo se reflejarán los posibles altos y no tendremos problema en pasar el carboncillo o poner alguna arandela, ya que el zinc nos lo permitirá.
Una vez terminada la reparación es recomendable eliminar los restos de zinc con un disolvente adecuado.

Equipo de protección EPI
Equipo recomendado

 

 
Herramientas del chapista - La garlopa del chapista, lima de carrocero o portalimas de carrocero